El cáncer financiero del emprendedor

He platicado con emprendedores de todo tipo, de diferentes industrias y con diferentes años de madurez en el mercado, incluso yo, soy emprendedora.

Hay una cosa en común en todos nosotros. Nuestra pequeña empresa da frutos y nos comemos los frutos. Esto es que a veces nos olvidamos que nuestra “plantita” requiere que dejemos los frutos ahí, para alimentarse a sí misma, para crecer e incluso reproducirse.

Si tú eres emprendedor y te sientes estancado en el crecimiento de tu empresa, déjame decirte que es muy probable que tengas esta enfermedad que yo le llamo “cáncer financiero”. Es un cáncer porque crece, estorba y si no lo extirpas provocará la muerte de tu peque- ña empresa.

Cuando a uno le empieza a ir bien en el negocio, le gusta premiarse. Así que no es raro ver al pequeño emprendedor cambiado de auto, cuando siente su negocio estable. El problema es que los gastos personales y nuestro personal estilo de vida “le da en la torre” a nuestro sistema financiero en la empresa.

El estilo de vida puede ser simplemente el comer y cenar en restaurantes porque no te gusta llevar el tupper. Eso es muy Godín. Hacerte un hábito de comer fuera de casa puede que sea la manera en la que le exiges a tu negocio pagar tus gustos, y eso es robarle el fruto que todavía no te corresponde comer. Eso es ROBARTE a ti mismo.

Haz cuentas. ¿Cuánto te cuesta comer en restauran- te? ¿$100, $200 al día? Son 4,000 pesos que yo sé que podrías utilizarlos de mejor manera dentro de tu empresa. En dos meses, tal vez compras un nuevo equipo que necesitas, o podrías pagar el anuncio publicitario para hacer crecer tus ventas. Ni siquiera te has preguntado que cosa podrías hacer porque no te habías dado cuenta que una fuga en tus gastos personales, es un peso directo para la empresa.

“La empresa paga” esa frase no esta cool, cuando tú eres la empresa. Tus gastos personales están altamente ligados a los ingresos de tu empresa.

Si leyendo esto identificaste algún gasto que puede estar afectando los números de tu empresa simplemente porque no es la mejor manera de utilizar los recursos, te daré un consejo: “Págate un sueldo y no revuelvas”.

El fracaso número 1 de los emprendedores es no saber separar el dinero de su empresa con el personal.

¿Cuánto le pagarías a un empleado, para hacer lo que haces tú? Seguramente un sueldo razonable para que esté incentivado a hacer el trabajo, pero no tan alto que sea insostenible para la empresa. Bien, pues esa cifra, es la que debes pagarte a ti mismo. “Es que no me alcanza” ¡Apriétate los pantalones! ¡Haz que te alcance! Reduce tu estilo de vida. Se creativo. Encuentra la manera de reducir gastos y dejar que las finanzas de tu empresa florezcan.

Después de unos años, verás que habrá valido la pena el sacrificio, de reprimir un tiempo la satisfacción y gratificación inmediata.

Extirpa el cáncer, reduciendo tus gastos personales lo más posible.

Residentes del Sur

Consulta esta edición en: https://issuu.com/brandsolutionsmx/docs/residentesdelsurene2020

 

 

Suzelle Morris

Acerca de Suzelle Morris

Soy Suzelle Morris, y mi pasión y mi vocación es enseñarte cómo hacer tu mente millonaria. Esto implica una relación extraordinaria con el dinero y pensar desde la abundancia. Como experta en inversiones, sé que todos pueden tener acceso a una mejor calidad de vida, es sólo cuestión de que obtengas la adecuada educación financiera y el entrenamiento para enfocar toda tu capacidad en la dirección correcta desde la perspectiva que tendrás con una mente millonaria.

Deja un comentario